Blog de nuestros viajes y un poco de fotografía
  • Menu
  • Menu
7 días en el paraíso de Holbox

Holbox, el paraíso Mexicano

Holbox fue sin duda nuestro primer paraíso, y a día de hoy sigue estando en los primeros puestos de nuestros destinos de playa.

Estuvimos en el 2012, época en la que no teníamos Instagram y aún no habíamos oído hablar nunca de este sitio. No me enredaré contándoos cómo por casualidad me nombraron ese lugar, pero imaginaos mi sorpresa cuando llegué a casa y me puse a buscar fotos. Lo primero que se vino a mi mente fue “quiero ir”.

Relajándose en una cama balinesa.

Cuando la única información que se tiene de un sitio son fotos de internet y poco más, siempre se tiene la incertidumbre de si en verdad será así o no, pero lo más sorprendente fue cuando por fin llegamos. Aún era mejor de lo que nos habíamos imaginado.

Donde está

Holbox es una pequeña isla mexicana al norte de la península de Yucatán, y pertenece al estado de Quintana Roo. Es parte de la reserva de la biosfera y área de protección de flora y fauna Yum Balam. Esto hace que no haya grandes complejos hoteleros como los que se encuentran en otras zonas de México, dato que al menos a nosotros nos encantó.

La tranquilidad absoluta.

Tiene aproximadamente 40 km de largo y 2 km de ancho, con unos 34 km de playa, y está unida por varios canales que conectan al mar y a la laguna Yalahau.

Cuántos días ir

Está claro que los días van en función de la disponibilidad de cada uno, así que vamos a suponer que esa no sea la problemática, sino que disponiendo de días suficientes, la duda sea si ir a pasar un día haciendo una excursión o quedarse en la isla.

Si os gusta la playa y el relax, éste es vuestro sitio.

Recomendaría ir de excursión a los que os agobiéis por estar varios días en el mismo lugar o no os guste en exceso la playa. Nosotros somos de los que sacamos entretenimiento con poco más que arena, agua, una toalla y unas gafas de buceo, pero somos conscientes de que no a todos nos gusta lo mismo.

Para que os hagáis una idea, nosotros estuvimos una semana, pero os confieso que podríamos haber estado unos cuantos días más.

Al resto, por descontado que os recomendamos pasar unos días en la isla. Si tenéis reservados unos días de descanso, y tenéis en mente ir a Holbox, yo los emplearía allí.

Hemos estado en la zona de Playa del Carmen también, y para poder moverse a conocer otras zonas a la par que disfrutar de buenas playas, obviamente está genial. Pero no se puede comparar con la paz y tranquilidad que se siente en Holbox.

Una de sus coloridas calles.

Sólo el echo de que los hoteles no sean súper resorts con muchos cientos de habitaciones ya lo hace mucho más especial e ideal para desconectar. Nosotros siempre pensamos: para qué tener 5 piscinas, cuando tienes el Mar Caribe a tus pies?

Mejor época

Como en cualquier sitio del caribe, la mejor época va de noviembre a abril, ya que es la época más seca. Mayo y junio también sería una buena opción, si lo que se quiere es intentar ver al tiburón ballena, pero hay que tener en cuenta que en junio empieza la temporada de lluvias, la cual va hasta octubre inclusive.

La temperatura media es de unos 26 grados, por lo que es una temperatura aceptable en cualquier época del año, aunque si no toleráis bien el calor, me decantaría más por ir en invierno.

Qué hacer

Relajarse bajo el sol, dar largos paseos por la arena, hacer snorkel, perderse por las encantadoras calles del pueblo… Pero sí, a parte de eso, hay actividades.

Nos encantaba pasear por la playa.

Una de las más famosas es la oportunidad de nadar con el pez más grande del mundo, el tiburón ballena. No os preocupéis, es inofensivo. Esta actividad solamente se puede realizar desde mediados de mayo a mediados de septiembre, ya que es la fecha en la que normalmente el escualo visita la isla. De hecho, sí queréis tener más probabilidades de verlo, los mejores meses son de junio a agosto. Los precios del tour oscilan entre los 100 y los 130€, dependiendo de lo que incluya cada uno. Durante el recorrido, con un poco de suerte podréis ver también tortugas, delfines…

Catamarán preparado para una excursión.

Sentimos no poder daros nuestra opinión sobre la experiencia, pero al ir en diciembre no tuvimos oportunidad de hacer la excursión. Eso sí, para ver delfines puede ser que no os haga falta hacer ninguna excursión. Nosotros los vimos desde la misma arena, y fue algo muy especial. Ver cómo saltaban al lado de un catamarán, dando la sensación de que iban jugando con la embarcación, es un momento con mayúsculas, no se puede describir con palabras.

Hay otro espectáculo increíble que se puede ver en Holbox, y para el que no hace falta contratar ningún tipo de tour: la bioluminiscencia en el mar. Aunque si queréis hacerlo en tour, obviamente, los hay. La bioluminiscencia es un fenómeno que consiste en la producción de luz que generan ciertos organismos en el mar, como el plancton. Hay un condicionante, y es que para poder ver este increíble fenómeno, no tiene que haber ninguna fuente de luz externa, es decir tiene que existir una completa oscuridad. Para verlo hay que mover el agua, así las sustancias se activan y generan el fenómeno. En Holbox, se puede contemplar este fenómeno casi todo el año, pero con más frecuencia las noches sin luna desde junio a septiembre, cuando el agua está a mayor temperatura. La mejor zona para verlo es la Bahía de Punta Cocos.

Una pareja de paseo hacia Punta Mosquito.

Flamencos rosados. Entre marzo y octubre visitan la isla una colonia de 400.000 flamencos rosas, produciendo un espectáculo increíble. Se suelen reunir todos los días en Punta Mosquito (está a unos dos kilómetros del ultimo hotel en la playa, “Las Nubes de Holbox”). También es posible verlos en Punta Cocos. A parte de poder ver flamencos, es un lugar perfecto para ver muchas otras aves y una de las playas más tranquilas.

Todos los días íbamos a ver la puesta de sol.

Y por favor, no dejéis de ir al muelle a ver el atardecer. Vais a ver que es punto de reunión, y es que no es para menos. Es un momento de paz total, y sin duda será todo un regalo para vuestros ojos. Para nosotros fue uno de los mejores atardeceres de nuestras vidas.

Nadie se resistía a ver la puesta.

Cómo llegar

Para llegar a Holbox hay que coger el ferry en Chiquilá. Salen cada media hora, y hay dos empresas, así que podéis escoger la que más os convenga en función del horario ya que el precio del boleto es el mismo. Tarda unos 30 minutos en llegar a la isla.

Para llegar hasta Chiquilà:

Si llegáis en coche particular, antes de llegar al embarcadero vais a encontrar varias opciones de aparcamientos para dejarlo. Los precios son similares en todos, unos 100 pesos por día.

Si vais a venir directos desde el aeropuerto y no vais a alquilar coche, podéis consultar si el hotel os facilita algún tipo de transporte. Algunos dan la opción de contratar un transfer que os recogería en el aeropuerto, por un suplemento. Otra opción sería coger el autobús en Cancún.

Os contamos nuestra anécdota a la hora de ir. Cuando llegamos al ferry, ya había salido el último, así que tuvo que venir un chico con una barca para llevarnos. Y cuando digo barca, lo digo en sentido literal. Tan pequeña que a mitad de camino tuvimos que parar a mover las maletas para equilibrarnos. Todo esto en plena noche, es decir, que no se veía ni para cantar. Eso sí, ya que el agua nos iba salpicando, nos íbamos riendo diciendo “bueno, al menos si volcamos, el agua está caliente”.

Nuestro alojamiento

Nosotros elegimos el hotel Villas Paraíso del Mar, ya que (al menos en ese momento), era el que más opciones daba en cuanto a régimen de alojamiento. Es de 4 estrellas y está en primera línea de playa, a un paseo del pueblo y a poca distancia de lugares como Punta Mosquito.

Nuestra habitación del hotel.

Es un hotel pequeño, pero con mucho encanto. Tiene solamente 84 habitaciones, por lo que es perfecto para todos los que, como a nosotros, os encante los hoteles acogedores y tranquilos. Nuestra cabaña era de dos habitaciones (nosotros estábamos en la de arriba), y dormir en esas cabañitas cerca del mar, entre arena blanca y jardines tropicales nos hacía sentir que estábamos en plena naturaleza.

Así eran los caminos por el interior del hotel.

Hay que ser conscientes de que al estar en una isla a veces puede haber escasez de algo, o que se pueda acabar algún tipo de alimento, pero nosotros no sentimos necesidad de nada, sino más bien al contrario, ya que en ese sitio tan maravilloso, nuestro sentimiento era que teníamos más de lo que podríamos necesitar.

En un lugar así no hacen falta muchas cosas.

OTROS TIPS Y RECOMENDACIONES

Vacunas. No hace falta ninguna vacuna extra para ir.

Mosquitos. Es muy, muy importante llevar un buen repelente, ya que son bastante agresivos. Nada más ponerse el sol aparecían como salidos de la nada. Untaros bien de repelente, que son tan insistentes que si me quedaba un centímetro libre, picotazo que me llevaba.

Visado. Si eres español y no vas a estar más de 180 días, no necesitas visado para entrar y salir de México siempre que sea por motivos de turismo. Será suficiente con el pasaporte en vigor. Para otras nacionalidades siempre recomendamos asegurarse antes de viajar al país.

Moneda. La moneda que usan es el peso mexicano, y el cambio aproximado sería 1€ = 21pesos mexicanos

Os recomendamos llevar efectivo suficiente, ya que, aunque a día de hoy ya hay algún cajero en la isla, no siempre están operativos o tienen dinero suficiente. Ya hay algún hotel o restaurante que admite el pago con tarjeta, pero sigue sin ser lo más habitual.

Corriente eléctrica. En México el voltaje común es 110 V. Las clavijas y enchufes son del tipo A / B.

Probar la pizza de langosta. Esta pizza es uno de los platos más famosos de Holbox, por lo que es casi obligado ir a probarla. El primer sitio que la ofreció fue la Pizzería Edelyn, aunque nosotros fuimos a otro restaurante que nos recomendaron, La cueva del pirata. No es que sea muy económica, pero por una vez, merecía la pena.

Aquí probamos la pizza.

Sargazo. Informaros bien de si es época de sargazo, ya que parece ser que últimamente es algo frecuente, y podría estropear un poco la experiencia.

Seguro de viaje. México no exige seguro de viaje a los visitantes, pero para viajar con toda tranquilidad, siempre es recomendable ir con uno para cubrir cualquier imprevisto.

Y hasta aquí nuestro post sobre Holbox. Gracias por leernos, y si tenéis cualquier duda o sugerencia no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comments