• Menu
  • Menu

Las capillas del Monsacro

Inauguramos el apartado de Asturias con una de las últimas rutas que hicimos, la de las capillas del Monsacro.

Esta ruta se encuentra en el concejo de Morcín, por lo que por su cercanía con Oviedo y Gijón, sería una buena opción para los que os alojéis por el centro y no queráis perder mucho tiempo en desplazamientos, pero sí disfrutar de unas bonitas vistas y conocer un sitio con historia.

Vista panorámica desde la ermita de Santiago.

En la ruta encontraréis unas capillas medievales del S.XII . Los visigodos escondieron el Arca Santa en la cueva de Santo Toribio, conocido hoy como el “mayáu de les capilles”. El arca viajó hasta aquí desde Toledo para protegerlo tras la batalla de Guadalete. Estuvo escondido durante 80 años, aunque actualmente se conserva en la catedral de Oviedo. En el Arca Santa había 85 reliquias, entre las que destaca el Santo Sudario.

Dónde iniciamos la ruta

La ruta de las capillas del Monsacro se inicia en el pueblo de La Collada, donde se puede estacionar.

Por aquí iniciamos nosotros la ruta.

Hay opción de hacerla tanto de manera circular, como ida y vuelta en el mismo sentido. Nosotros hicimos la ruta circular a la inversa, en dirección a Los Llanos (somos muy de hacer las cosas al revés). Si cogéis esa opción, no está señalizado, pero tiramos de nuestro amigo Wikiloc para que nos echara una mano.

Si decidís hacerla al modo “habitual”, tomáis una pista señalizada a la vera de la carretera, y luego todo para arriba. No tiene pérdida.

Inicio “habitual” de la ruta.

De haber llovido los días anteriores, creemos que es mejor opción hacer ida y vuelta hasta las capillas por la opción señalizada, ya que entre La Collada y Los Llanos hay zonas de mucho barro.

Empezamos a caminar

Atravesando el pueblo de La Collada, empezamos a circular por un sendero entre árboles. En el camino se encuentra alguna portilla que hay que cruzar para continuar. No pasa nada, simplemente hay que acordarse de volver a cerrarlas después y podemos seguir con la ruta.

Había algún árbol caído.

Cuando llevéis aproximadamente 1 kilómetro, se empieza a subir en zigzag por un camino de piedra suelta hasta llegar a un repetidor de antena. Aprovechad a sacar unas fotos, que las vistas bien lo merecen. No es una distancia muy larga, pero sí algo pronunciada, ya que ganaréis 90 m de altura en escasos 300 metros.

Ascenso en zigzag.

Desde el repetidor se inicia una ligera bajada bordeando el monte Llanu los Bueyes.

Después de aproximadamente 1 kilómetro llegaréis al pueblo de Los Llanos, donde todo empieza a ser cuesta arriba.

Cartel indicativo.

Desde este pueblo también se puede hacer la ruta. Encontraréis aparcamiento y está señalizado. Una vez cruzado el pueblo se coge una pista que no tiene pérdida.

Subida desde Los Llanos.

Después de 2,5 km de ascenso prácticamente constante, habréis llegado al denominado Mallau les capilles.

Llegando a la ermita de Santiago.

Nosotros aprovechamos para reponer fuerzas y deleitarnos con las preciosas vistas.

Interior de la ermita.
Panorámica desde la ermita.

Primero fuimos a la ermita de Santiago, desde la cual tenéis una bonita panorámica de Oviedo y de la capilla de la Magdalena, a la que nos acercamos después bordeando la pequeña laguna que hay, en el que seguramente os encontréis más de un caballo bebiendo. Es un buen sitio para descansar y disfrutar de la naturaleza.

La laguna con los caballos.

Después de habernos recreado un buen rato y sacar unas cuantas fotos, iniciamos el descenso hacia La Collada.

Aquí podéis apreciar la inclinación.

Es un descenso bastante pronunciado y con zonas muy estrechas, así que la precaución no sobra. Tendréis 2 km de descenso seguidos hasta llegar a la carretera, la que tras recorrer 200 m os llevará de vuelta al coche.

Esas casas son el punto de partida.

Ficha técnica de la ruta

Desnivel acumulado subiendo: 628 m

Desnivel acumulado bajando: 628 m

Altitud mínima: 352 m

Altitud máxima: 917 m

Distancia: 10,2 km

Dificultad técnica: Moderado

Tiempo aproximado: 4h 30min

Tips y recomendaciones

No debería hacer falta ponerlo, ya que es algo obvio, pero ropa y calzado de montaña.

Bastones no estarían de más, ya que hay zonas con mucho desnivel.

Para no perderos en ningún momento, podéis usar Wikiloc.

Comida y bebida, aunque sólo sea para reponer fuerzas e hidratarse.

Nosotros llevamos un pequeño picnic (frutos secos y fruta), por lo que al terminar la ruta nos fuimos a comer. Una buena opción es el Restaurante L’Angleiru. Se come de lujo y lo tendréis muy cerca.

Y hasta aquí nuestro post sobre la ruta de las capillas del Monsacro. Gracias por leernos, y si tenéis cualquier duda o sugerencia no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 comments