• Menu
  • Menu

Un par de días por Granada

En septiembre del 2015 nos decidimos a hacer una pequeña ruta por Andalucía, así que nos pareció una gran idea visitar Granada, Sevilla y Córdoba, dado que están relativamente cerca unas de otras (los precios os los daremos actualizados a la fecha de la publicación de este post).

Nuestra primera parada fue Granada. Es la capital de la provincia del mismo nombre, y pertenece a la comunidad autónoma de Andalucía, al sur de España.

La mitad de viajerossinmás ya había estado en la ciudad, pero en el año 92, por lo que había pasado tiempo más que suficiente como para querer volver, además siempre insistía a la otra mitad para ir, diciendo que era un delito no conocer la Alhambra. Nos decidimos por finales de septiembre por el clima, ya que es una época de bastante calor, pero algo menos que los meses de julio y agosto, así que para nosotros iba a ser un poco más llevadero.

QUÉ VER

La Alhambra

Vista general de la Alhambra desde el Mirador de la Bereda de Enmedio.

Llegamos a Granada a mediodía, por lo que nada más registrarnos en el hotel, nos fuimos directos a la Alhambra, lugar al que le dedicamos prácticamente todo lo que quedaba de día.

Tenéis varios tipos de entradas, entre ellas una visita nocturna, la cual esperamos hacer la próxima vez que vayamos.

Vista nocturna desde el Mirador de San Nicolás.

Esta vez compramos la entrada general, que cuesta 14€ y permite el acceso a todos los espacios visitables del Monumento: la Alcazaba, los Palacios Nazaríes y el Generalife. También incluye los jardines, así que no hace falta comprar esa. Para los menores de 12 años es gratuita, pero deben acceder también con entrada. La visita al Palacio de Carlos V, el Museo de la Alhambra y el baño de la Mezquita es gratuita.

Al recinto sólo se puede acceder durante el pase indicado en su billete, es decir, mañana, tarde o noche, pero una vez dentro, os podéis quedar hasta la hora de cierre. Aquí os dejamos el enlace a los horarios.

Recomendamos sacar la entrada de manera anticipada, ya que sobre todo si es en fin de semana o festivo, la demanda puede ser elevada, y es que es el monumento más visitado de España, lo que no es de extrañar dado que es una auténtica joya de la arquitectura nazarí.

Hay que tener en cuenta que a los Palacios Nazaríes sólo se puede acceder en el horario indicado en la entrada, ya que el aforo es limitado.

Antes de empezar con las zonas que visitamos de la Alhambra os contaremos un poco de su historia:

Se tiene constancia por primera vez de ella en el S. IX, y se denomina así por sus muros de color rojizo. Fue una ciudad amurallada construida por los Reyes Nazaríes del Reino de Granada en el último periodo de la dominación musulmana en la península. Su posición estratégica, desde la que se domina toda la ciudad, hace pensar que existieran construcciones anteriores a la llegada de los musulmanes.

Como la mayor parte de la Alhambra está provista de una doble muralla, una exterior y otra interior, entre ambas queda un foso que, aunque habitualmente servía de camino interno, en caso de asalto, se llenaba de agua.

1 – Alcazaba

Torre de La Vela.

Se cree que fue lo primero en construirse, y se hizo sobre otro antiguo castillo que existió allí antes de la Alcazaba.

Se alza unos doscientos metros sobre la ciudad de Granada y tiene forma triangular en vez de cuadrada o circular, para que fuera más fácil de defender en caso de ataque.

La Torre del Cubo, a la que también se conoce como el Cubo de la Alhambra, se encuentra junto a la Torre del Homenaje.

Desde la terraza se tienen unas vistas preciosas al Albaicín y la Carrera del Darro.

Vistas panorámicas desde la terraza.

2 – Palacios Nazaríes

De toda la Alhambra, los palacios suele ser lo más visitado. Lo forman tres palacios construidos de manera independiente y no simultánea, que además tenían diferentes funciones. Fueron unificados tras la toma de Granada y utilizados ya como un único palacio.

-El Mexuar fue el primero en construirse. Se utilizó como zona de audiencias destinadas al público y a la administración de justicia.

Interior de la sala de justicia.

-El Palacio de Comares, como residencia oficial del Rey, es el más importante, y en él se encontraba la sala del trono.

Patio de los Arrayanes.

-El Palacio de los Leones, que fue el último en construirse identificado como Harén, constituyó la morada familiar e íntima de la familia real, a la que solo tenían acceso los más allegados.

Patio de los Leones.

3 – Generalife

Vista del Generalife desde El Partal.

El Generalife era la residencia de verano de los reyes nazaríes. Es una bonita finca independiente de la Alhambra, que los reyes usaban como lugar de retiro y descanso.

Patio de la Acequia.

4 – El Palacio de Carlos V

Patio central del Palacio de Carlos V.

Tras casarse Carlos V con Isabel de Portugal, la pareja estuvo residiendo unos meses en la Alhambra. Quedaron tan enamorados de la misma, que decidieron construirse un palacio allí para residir, el cual sería conocido como “La Casa Real Nueva”.

Os prometemos que es para quedarse un buen rato embelesados mirando al patio.

Mirador del Barranco del Abogado

Vistas de Granada.

Al salir de la Alhambra nos fuimos directos a ver el atardecer al Mirador del Barranco del Abogado. Nos encantan las puestas de sol. Para nosotros es un momento que nos transmite mucha paz, así que éste era un sitio perfecto para poder disfrutarlo. Además tiene unas vistas de la ciudad de Granada al completo, por lo que si esperáis un poco más, podéis ir viendo cómo se ilumina la ciudad.

Catedral de Granada

La catedral desde la Alhambra.

El segundo día empezamos nuestra ruta yendo a conocer la catedral. Siempre que podemos, intentamos visitar su interior, así que esta vez no iba a ser menos. De todos modos, sólo la fachada, ya nos dejó impresionados. Es preciosa.

La Santa Iglesia Catedral Metropolitana de la Encarnación de Granada es un templo católico que data del S.XVI. Está situada sobre la gran Mezquita nazarí de Granada, y su primera piedra se colocó en 1523, el día de la Encarnación.

Interior de la catedral.

El primer arquitecto fue Enrique Egas, el cual concibió un templo de estilo gótico, pero en 1529  fue sustituído por Diego de Siloé, cambiando el estilo gótico por el renacentista.

La entrada cuesta 5€, e incluye una audio guía. Los domingos de 15.00 a 17.45 h la entrada es gratuita, pero hay que reservarlo previamente en la web www.archidiocesisgranada.es .El horario de visita es de lunes a sábado, de 10:00 a 18:30 h, y domingos y festivos litúrgicos, de 15:00 a 17:45 h. De todos modos, os dejamos enlace a la página de La Catedral, por si queréis más información.

El Albaicín

El Albaicín.

Albaicín o Albayzín, que suele indicar un barrio en altura, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994, y sin duda es un barrio que no os podéis perder si estáis por Granada. Tuvo su mayor influencia en la época de los nazaríes, y de ahí su trama urbana, que va desde San Nicolás en la parte más alta, hasta la Calle Elvira.

En cada ciudad nos encanta encontrar algún sitio de calles estrechas en las que poder perdernos, dejarnos llevar… así que, este antiguo barrio árabe era el sitio perfecto para ello. Cada callejuela tiene un encanto especial, y junto con las típicas viviendas, conocidas como cármenes, hace que conserve toda su magia.

Sobre el origen del topónimo Albaicín hay varias versiones. Unos dicen que el nombre es debido a los pobladores de Baeza, que se asentaron aquí al desterrarles tras la batalla de las Navas de Tolosa, y otros dicen que hace referencia a un vocablo árabe que designa al barrio de los halconeros.

Calle de la Calderería Nueva

La calle está llena de pequeñas tiendas.

Esta calle en la parte baja del Albaicín, debe su nombre a que antiguamente en ella estaban los caldereros, que eran artesanos que fabricaban y reparaban calderas de una forma tradicional, pero también objetos metálicos de cobre.

También es conocida como la Calle de las Teterías, como bien os podréis imaginar, por el número de teterías que se concentran en ella, por lo que si a eso le añadimos que está lleno de bazares, hace que recuerde a los zocos árabes.

Típica tienda de artesanía.

Mirador de San Nicolás

Mirador de San Nicolás con la Alhambra al fondo.

Seguro que no os hace falta que os hablemos se este sitio, ya qué seguramente sea el más famoso de Granada. Os prometemos que la fama se la ha ganado a pulso, dado que las vistas que tiene no pueden ser más bonitas.

Desde allí podéis ver la ciudad, pero para nosotros lo más impresionante son las vistas que tiene a La Alhambra y el Generalife con Sierra Nevada detrás. Nos parecieron impresionantes.

El mirador se encuentra en el Barrio del Albaicín, que toma su nombre porque está junto a la Iglesia de San Nicolás, construida en 1525. La iglesia se encuentra sobre la que fue una de las antiguas mezquitas de la ciudad musulmana.  

La plaza es sencilla, pero para nosotros lo especial (además de sus vistas, obviamente) es el encanto que aporta su ambiente. Lo más habitual es encontrar allí músicos amenizando el momento a cambio de una propina.

Nos gustó tanto que no pudimos evitar volver al atardecer para ver desde allí la puesta de sol. Si podéis ir a esa hora, para nosotros sería un acierto. Ver los tonos que iba tomando la Alhambra con la música de fondo hizo que quisiésemos que se detuviera el tiempo.

Ambiente nocturno en el mirador.

Se puede subir hasta cerca del mirador en autobús, pero si podéis ir caminando, podréis disfrutar de sus bonitas callejuelas empedradas.

Corral del Carbón

Patio interior del Corral.

El Corral del Carbón está situado en el barrio del Realejo. Es una alhóndiga andalusí del año 1336, y es de hecho la mejor conservada de la península.

Y posiblemente la pregunta que se os ocurra ahora sea ¿Qué es una alhóndiga??? Pues bien, antiguamente era un establecimiento en donde se almacenaba, compraba y vendía grano, y su fin era socorrer a los vecinos o a los labradores en épocas de escasez.

Servía de posada para albergar a los comerciantes que pasaban por la ciudad y sus mercancías. La planta baja la usaban como almacenes y cuadras y los pisos superiores como alojamiento.

Tras la conquista cristiana la llamaron Corral del Carbón, porque aquí se hospedaban normalmente los comerciantes del carbón.

El uso del Corral del Carbón ha ido cambiando con el paso del tiempo, ya que ha sido Corral de Comedias, casa de vecinos, e incluso el patio se usa como escenario para representaciones teatrales, conciertos de flamenco o conferencias.

Lo que más nos sorprendió fue el contraste que tiene su gran entrada en comparación con su sencillo interior.

La entrada es gratuita, y podréis ver el patio y una sala donde hay exposiciones temporales.

Sacromonte

Junto con el Albaicín, el Sacromonte es uno de los barrios más populares de Granada. Una de las razones que lo hacen tan famoso son los espectáculos de flamenco, por lo que es habitual acudir por la noche a alguno de los locales para disfrutar de uno de ellos.

También tenéis El Museo de Cuevas del Sacromonte, que conserva alguna vivienda excavada en la roca.

Si no queréis ver un espectáculo ni visitar el museo, podéis simplemente ir a dar una vuelta por el barrio y disfrutar de las vistas a la Alhambra, lo cual ya merece la pena.

Vistas de la Alhambra.

El barrio es conocido por muchos como el barrio gitano, y se dice que estas cuevas-vivienda se construyeron al expulsar de sus hogares a judíos y musulmanes, a los que luego se les unió algunos gitanos nómadas, los cuales usaron las cuevas como vivienda durante años, pero sobre este tema hay bastantes dudas.

Carrera del Darro

Cuando íbamos hacia Sacromonte nos pilló la lluvia, paramos a refugiarnos y tomar algo en ese bar. Muy recomendable.

De camino a Sacromonte, cerca de los baños árabes del bañuelo, el calor nos dio un poco de tregua con una pequeña tormenta, así que paramos a tomar algo en La Bella y la Bestia Origins. Es un bar que nos pareció muy chulo, y con la segunda caña tuvimos que pedirles por favor que no nos pusieran otra tapa, porque estábamos recién comidos, y ya con la primera creímos morir de tanta comida. Es decir, el sitio nos pareció más que recomendable.

Alojamiento

Al ir en coche buscamos un alojamiento con aparcamiento, por lo que nuestra elección fue el Ibis Granada. Cuenta con aparcamiento de pago (6€/día) y se encuentra a 3 Km de la catedral. Nosotros íbamos andando hasta el centro y tardábamos unos 30 minutos, pero si no se os apetece hacerlo, tenéis autobuses a menos de 5 minutos andando del hotel.

Y hasta aquí nuestro post sobre Granada. Gracias por leernos, y si tenéis cualquier duda o sugerencia no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 comment