Blog de nuestros viajes y un poco de fotografía
  • Menu
  • Menu

Una visita rápida a Segovia

Desde nuestra visita a Segovia, hasta la publicación de este post, han pasado nada más y nada menos que 10 años, así que revisaremos los precios y horarios, para que lo tengáis lo más actual posible.

Estuvimos a finales de noviembre y estaba muy frío, pero supongo que también gracias a eso fue una ciudad que disfrutamos mucho, no sólo por su belleza, sino por la poca gente que encontramos. Y es que eso hoy en día llama la atención, ya que parece que no se encuentran sitios en los que para ver algo no se tengan que hacer unas colas enormes o pegarse el madrugón del siglo.

Segovia es la capital de la provincia del mismo nombre, y pertenece a Castilla y León. Es una de las ciudades españolas que más iglesias posee, así que a los que os guste visitarlas, allí os podéis poner las botas.

La ciudad vieja y el acueducto de Segovia fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985, lo cual no nos extraña en absoluto, ya que nos pareció una ciudad preciosa.

Yo estuve otra vez más, muchos años antes, pero la visita principal había sido el Acueducto. Pues bien, por supuesto que ésa es la principal atracción de la ciudad, pero para nosotros sería un error no ver el resto de joyas que tiene.

No reservamos alojamiento, ya que la visita la realizamos un día al volver de Madrid, así que al estar relativamente cerca de Asturias, no nos hizo falta hacer noche allí.

QUÉ VER

Acueducto

Vistas del acueducto.

Sin lugar a dudas es el atractivo turístico de la ciudad. Si empezáis por aquí, podéis pasaros por el centro de información, ya que se encuentra justo al lado del Acueducto.

No se conoce la fecha exacta de su construcción, pero se estima que pudo llevarse a cabo a finales del S. I o principios del S. II.

Está considerada la obra de ingeniería civil romana más importante de España. De hecho, es uno de los monumentos más significativos y mejor conservados de la Antigua Roma en la península ibérica, y una de las obras romanas mejor conservadas del mundo.

La parte visible es sólo un pequeño tramo de todo el complejo hidráulico, que puede visitarse casi en su totalidad, y es que su recorrido completo es de unos 15km. Además en la plaza del Azoguejo es precisamente donde presenta su máxima altura. Tiene unos 170 arcos y es alucinante pensar que las 25000 piedras de granito que lo forman estén unidos sin ningún tipo de argamasa.

Se construyó para conducir hasta Segovia el agua de la Sierra de Guadarrama.

A la parte más conocida se le llama “puente del diablo”, y es que hay una leyenda que atribuye al diablo su construcción, ¿lo sabíais? Nosotros la verdad es que no teníamos ni idea hasta que lo leímos buscando información sobre el Acueducto.

La leyenda cuenta que el diablo lo construyó para comprar el alma de una joven que subía todos los días hasta lo más alto de la montaña y bajaba con el cántaro lleno de agua. El diablo le ofreció llevarle el agua hasta la parte alta de la cuidad, pero a cambio de su alma. La joven le contestó que sólo le daría su alma si terminaba la obra antes del primer rayo de sol. Más tarde, ella se dio cuenta del error que había cometido y se puso a rezar pidiendo a Dios que la ayudara. Cuando el diablo estaba a punto de terminar su obra, un rayo de sol apareció entre la noche, lo cual significó que la joven se había salvado. Dios había intercedido con un milagro. El diablo, derrotado, tuvo que huir sin el alma de la mujer, dejando el último hueco que concluía su obra, la última piedra.

Detalle de la Virgen.

En el hueco que quedó es donde está ahora puesta la estatua de la Virgen de la Fuencisla.

Catedral

La catedral de Segovia, cuyo nombre completo es La Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos (ahí queda eso), se encuentra en la Plaza Mayor de la ciudad, como a medio camino entre el Acueducto romano y el Alcázar.

Su construcción empezó en el año 1525, después de que la anterior catedral quedara destruida en la Guerra de las Comunidades, por esa razón está considerada una de las catedrales góticas más tardías de Europa.

Es conocida como la Dama de las Catedrales por sus grandes dimensiones, belleza y elegancia. Pero aunque todo ello ya se observa desde el exterior, no es uno consciente de sus dimensiones reales hasta que no se está en su interior.

El horario de visita es el siguiente:

De noviembre a marzo, todos los días de 09:30 a 18:30 horas (último pase media hora antes del cierre)

De abril a octubre, todos los días de 09:00 a 21:30 horas (último pase media hora antes del cierre)

Precios:

La entrada general cuesta 3€; pero para menores de 10 años y segovianos es gratis.

Es gratis para todo el público los domingos de 09:00 a 10:00 de abril a octubre y de 09:30 a 10:30 de noviembre a marzo, pero el claustro, las salas y capillas permanecerán cerrados.

Hay visitas guiada a la torre campanario en horario:

De noviembre a marzo, todos los días a las 10:30, 12:00, 13:30 y 16:30 horas.

De abril a octubre, también a las 18:00 y 19:30 horas.

El precio de la entrada es de 7€, e incluye la visita general a la Catedral. Es gratis para menores de 6 años

Os dejamos el enlace a la página web, para comprar las entradas y cualquier otra consulta.

Vista de la torre desde el claustro.

La torre es uno de los elementos más llamativos debido a su gran altura, 88 metros, que en su momento fue la más alta de España y ha estado habitada hasta mediados del siglo XX por el campanero. Se puede subir hasta arriba ya que ofrece una bonita vista de la ciudad.

Alcázar

Vista del Alcázar.

El Alcázar, junto con el Acueducto y la catedral, es uno de los monumentos más destacados de Segovia y uno de los más visitados de España.

Aparece documentado por primera vez en 1122.

Este precioso castillo, fue también residencia real, lo que la hace un caso único en la historia de la arquitectura española y europea, pero también ha sido castro romano, fortaleza medieval, custodio del tesoro real, prisión de estado​, Real Colegio de Artillería y Archivo General Militar.

Con su tan característica forma de proa de barco, uno de sus mayores atractivos es su maravilloso emplazamiento en lo alto de una colina rocosa. Unos de los mejores lugares para apreciar ambos detalles son la explanada que se abre ante el Santuario de Fuencisla, a orillas del río Eresma, y el Mirador de San Marcos.

Al verlo nadie pone en duda que es como un castillo de cuento de hadas. Tanto, que se dice que sirvió de inspiración al mismísimo Walt Disney para diseñar…uno de sus castillos. Ahora, ¿cuál de ellos? Quién sabe, porque hemos leído de todo: el castillo de la Cenicienta, el de la Reina en Blancanieves, aunque si lo dejáis a mi elección, confieso que al que más me recuerda es al de Blancanieves.

Los horarios de visita son:

De 10:00 a 20:00 en verano (abril – octubre) y de 10:00 a 18:00 en invierno (noviembre – marzo). Último acceso 30 minutos antes del cierre.

Precios:

Torre 2,50€

Palacio y museo 5,50€

No hay ningún descuento por coger la entrada completa, son 8€

Los martes no festivos de 14:00 a 16:00 la visita al palacio es gratis para miembros de la UE.

Nosotros ya que teníamos pensado entrar, y la diferencia no era muy grande, cogimos la entrada completa. Hubo que subir 152 escalones, pero las vistas merecían la pena.

Os dejamos enlace a la página web para más información.

Iglesia De la Vera Cruz

Vistas De la Vera Cruz desde la muralla del Alcázar.

Nosotros simplemente la vimos desde el Alcázar. Pasamos pena de no acercarnos a verla en detalle, pero nos entretuvimos viendo el atardecer y se nos hizo un poco tarde.

De todos modos si os acercáis al mirador de San Marcos, os pillará de paso.

La muralla

Vista de la muralla y la torre de la catedral desde la plaza Reina Victoria Eugenia.

Como podréis ver por la foto, ya había atardecido, así que sólo dimos un breve paseo cerca de la muralla, ya que estaba cerrada.

La muralla es de origen medieval, y ya existía cuando Alfonso VI de León quitó la ciudad a los árabes, pero él mandó ampliarla llegando a tener un perímetro de 3 km, 80 torres, 5 puertas y varios postigos, aunque en la actualidad sólo se conservan 3 puertas.

Recorre el casco antiguo de la ciudad, y parece ser que parte de la misma fue construida con las piedras de las tumbas de los romanos.

Horario de visita:

La muralla se puede visitar de lunes a domingo de 11:00 a 15:00h (último acceso 15 min antes).

Precio:

De lunes a viernes (no festivo) es gratis. Hay que recoger un código de acceso en el Punto de información turística de la muralla, en la plaza del Socorro.

Sábado y domingo cuesta 1€.

Recomendaciones

Como veréis, ya hace muchos años que estuvimos, y la visita fue realmente rápida, así que os prometemos que volveremos para ampliar información.

Si podéis esperar a la noche para ver el acueducto iluminado, creo que no os arrepentiréis. Nosotros no pudimos hacerlo por falta de tiempo, pero tienen una iluminación muy cuidada de toda la ciudad, así que merece la pena.

Os dejamos algunos sitios que, aunque nosotros no visitamos, podrían interesaros si estáis más de un día en la ciudad:

  • Primera fabrica de moneda. La moneda más grande de la historia se hizo allí.
  • Iglesia de San Andrés.
  • Sinagoga Mayor.
  • Monasterio de San Antonio el Real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 comments